Nuestro colegio

La existencia de múltiples concepciones del hombre y de la vida provoca una diversidad de propuestas educativas.
Dentro del respeto a las leyes que regulan los derechos y deberes en esta materia, nuestro Colegio ofrece un modelo educativo a las familias y a la sociedad, basado en el estilo de San Marcelino Champagnat, fundador de la Institución Marista.

Nuestro estilo se fundamenta en una visión verdaderamente integral de la educación, que busca conscientemente comunicar valores.

Hacemos nuestro el pensamiento de que para educar bien a los niños hay que amarlos, y amarlos a todos por igual. Según este principio, las características particulares de nuestro estilo educativo son: presencia, sencillez, espíritu de familia, amor al trabajo y seguir el modelo de María. Intentamos adoptar estas actitudes y valores como nuestra forma de inculturar el Evangelio.

Nuestros alumnos son el centro de nuestro interés en todo lo que concierne a la organización y a la vida escolar. Les ayudamos a adquirir conocimientos, a desarrollar sus capacidades y crecer en valores a través del descubrimiento de sí mismos, de los demás, de la naturaleza y de Dios. Siguiendo el ejemplo de Marcelino:

    · Animamos a los jóvenes a ser siempre mejores.
    · Prestamos especial atención a los alumnos más débiles.
    · Favorecemos la participación activa de todos los componentes de la Comunidad Educativa (alumnos, padres, profesores, ex alumnos).
    · Pretendemos lograr de nuestros alumnos la confianza en sí mismos, el trabajo en equipo, la aceptación de responsabilidades, la creatividad, el desarrollo del juicio crítico, el sentido de lo trascendente..., ofreciendo, para ello, una educación verdaderamente integral.

Nuestra misión:

Educar y evangelizar a niños y jóvenes a través de la educación formal y no formal.Ponemos especial atención en las personas, en cuidar su espiritualidad, en su crecimiento, y en la formación de Hermanos y Laicos. Nuestras referencias de vida y estilo educativo son Jesús, María, nuestra buena Madre y Marcelino Champagnat.

Nuestra visión.

Ser un Colegio de referencia en nuestro entorno por su calidad educativa, un colegio dinámico, formado por una comunidad de personas maristas, corresponsables y comprometidas, que apuesta por el compromiso social, el cultivo de la interioridad y la decidida defensa y protección de la infancia. Apostamos por hacer al niño y al joven protagonistas de su propia formación y crecimiento, mediante una educación innovadora, el desarrollo de proyectos solidarios y una gestión excelente; preparándolos para conseguir una sociedad más humana y evangélica.

Nuestrosvalores:

  • · Educación marista:
  • · Sencillez, valoración de la persona, espíritu de familia, proactividad.
  • · Espíritu de trabajo, esfuerzo, cooperación y trabajo en equipo.
  • · Cercanía, presencia, acogida, convivencia, acompañamiento personal.
  • · Compromiso con la sociedad, justicia, solidaridad, espíritu crítico, atención a los más necesitados.
  • · Valores cristianos, Sentido de Vida, Amor a la Virgen. Cultivo de la interioridad y la espiritualidad.
  • · Pertenencia a una comunidad de obras educativas maristas, trabajo en red.
  • · Escuela para todos, que atiende a la diversidad.
  • · Experiencia y tradición, profesionalidad, formación continua, coherencia, cordialidad, compromiso con el Centro.
  • · Mejora continua, excelencia e innovación.